• El número de vinos en competición se ha multiplicado por dos en la última década
  • Las inscripciones de Francia vuelven a subir
  • La mayor participación de Sudáfrica y de Nueva Zelanda hasta la fecha

La edición 2019 del Concours Mondial du Sauvignon ha registrado un nuevo récord de inscripciones. 1.010 vinos de Sauvignon de 26 países productores competirán en Udine del 8 al 10 de marzo. Las cifras casi se han multiplicado por dos desde el inicio del concurso en 2010, con la participación de 512 vinos de 17 países.

“La sauvignon es mucho más que una moda efímera: está teniendo un éxito duradero. Su diversidad, frescura y amplia gama de aromas la convierten en una variedad muy popular entre los consumidores”, dijo el director del concurso, Thomas Costenoble.

Después de la ligera disminución del año pasado debida a las heladas de primavera de 2018, Francia vuelve a subir con 528 vinos inscritos, lo que representa más del 50% del total de los vinos inscritos. Burdeos y el Valle del Loira registraron incrementos del 36% y el 22% respectivamente en comparación con 2018, mientras que los vinos procedentes del suroeste de Francia y del Languedoc-Rosellón disminuyeron en un 9,5% y un 33%, respectivamente.

El anterior país anfitrión, Austria, ha conseguido mantener el segundo puesto que ocupaba en 2018, con 137 vinos de sauvignon procedentes casi exclusivamente de la región de Estiria

Italia ocupa el tercer lugar con 126 vinos. Casi el 80% de los participantes italianos este año provienen de la actual región anfitriona, Friuli Venezia Giulia, reconocida mundialmente por sus vinos blancos.

En 2019, Sudáfrica y Nueva Zelanda presentaron su mayor participación desde el comienzo de la competición. Con 51 vinos y un crecimiento de más del 10% con respecto al año pasado, Sudáfrica sigue siendo el cuarto país en términos de inscripciones. Con 49 vinos de sauvignon y un incremento de casi el 70 % en 2018, Nueva Zelanda vuelve a estar entre los cinco primeros, superando a España.

El evento Sauvignon 2019, que recientemente reunió a expertos mundiales en Marlborough para discutir temas claves para el futuro desarrollo del Sauvignon neozelandés, centró su atención en la diversidad de estilos que se están produciendo hoy en día. También se destacó la voluntad de la industria de avanzar a través de la innovación y la mejora constante de la calidad.

Por primera vez desde 2016, Chile mostró un gran dinamismo con un 50% más de vinos inscritos en 2019 en comparación con el año pasado. Por el contrario, las cifras procedentes de España disminuyeron, alcanzando 38 inscritos en 2019 (-7,3% frente a 2018). La causa es que muchos vinos aún no están listos debido a la cosecha tardía de 2018. Las abundantes lluvias en invierno y primavera dieron lugar a una cosecha abundante el año pasado y muchas viñas que sufrieron graves daños por las heladas en 2017 pudieron recuperarse. Pero con tanta lluvia, los viticultores se vieron obligados a redoblar sus esfuerzos en el viñedo para frenar el exceso de crecimiento vegetal y un fuerte aumento de las enfermedades fúngicas y del botritis. Como resultado, los tiempos de maduración y vendimia se retrasaron.

El descenso de la participación de los países de Europa del Este entre 2016 y 2018 se ha invertido este año gracias al mayor número de vinos inscritos desde Eslovaquia. El país representa más del 35% de los vinos de Europa del Este en 2019. Además, la República de Moldova se une a la competición por primera vez este año.

Después de cuatro años de descanso, Australia y Argentina vuelven a participar en el Concours Mondial du Sauvignon.

Los resultados del concurso de este año se anunciarán durante una presentación en ProWein en Düsseldorf, el 17 de marzo a las 16:00 horas en el pabellón 13.