El concurso está abierto sin discriminación a todos los vinos elaborados principalmente a partir de la variedad Sauvignon. Todas las muestras deben ser presentadas en botellas con la etiqueta y la presentación originales de la añada comercializada, salvo derogación expresa.

Para la cata, los vinos serán repartidos en series homogéneas según su categoría, su origen, la proporción de Sauvignon en el coupage y el precio de venta de cada muestra.